domingo, 26 de marzo de 2017

SUPLEMENTOS EN LOS LACTANTES: VITAMINA D3 Y HIERRO




Los suplementos dietéticos deberán ser siempre mandados por su pediatra, él será quien decidirá tras la exploración y la historia clínica si existen signos de deficiencia o no, y con arreglo a ello instaurará el tratamiento correcto según el peso del bebé.
Las deficiencias traen problemas pero si usted por su cuenta da productos innecesarios a su hijo también puede producir la HIPERVITAMINOSIS,que también es perjudicial y tiene otros síntomas bien diferentes.
Los dos suplementos que suelen recomendarse con mas frecuencia son: Vitamina D3 y Hierro.


VITAMINA D3:
Los lactantes alimentados con lactancia materna habitualmente no tienen ninguna necesidad de tomar ningún suplemento,y lo mismo pasa con los de lactancia artificial, ya que las leches maternizadas van enriquecidas con esta vitamina.
Ahora bien pueden darse casos que necesiten un mayor aporte de dicha vitamina D3 a pesar de pasear en horas de sol tanto la madre como el bebé. Sobre todo si salen con la sombrilla en el cochecito, o tapan al bebé para que no lo reconozca ni Dios. En esos casos lógicamente al bebé le da igual que usted lo pasee o no, si no le da el sol, no producirá vitamina. Por eso Comités de Expertos recomiendan dar esta vitamina a los bebes que la necesiten a pesar de estar con lactancia materna, ya que todos los bebes no son iguales.
Además esto también dependerá de la zona geográfica que usted viva y de las horas de disponibilidad de luz solar,y buena temperatura para pasear cuanto mas al norte mas horas de frío en otoño e invierno, y cuanto mas al sur mas horas de calor.  Con unos 15 minutos puede ser mas que suficiente, y a horas que no haga un exceso de calor.
Habitualmente se suele mandar tomar dicho suplemento preferiblemente en otoño e invierno, aunque puede haber algún bebé que la necesite todo el primer año.-
Hay unos signos que conoce bien su pediatra para estar al tanto de la necesidad de darla, no solo referido al tamaño de abertura de la fontanela, sino también referido a la dureza de los bordes del hueso, de esa forma evitará que esa carencia produzca un Raquitismo, que es la enfermedad que se produce cuando no se tiene vitamina D3 suficiente.
EL HIERRO.
Existen circunstancias que pueden hacer que su bebé no tenga todo el hierro que le corresponde, como un clampaje precoz del cordón umbilical, o situaciones del parto que han impedido que pasara la suficiente sangre por el cordón , como un prolapso de cordón o un desprendimiento de placenta.
Si vemos un bebé pálido, con escaso apetito y su correspondiente escasa ganancia de peso deberemos de decírselo al pediatra, ya que podría ser que su hijo necesitara hierro.  Si el déficit persiste puede acabar haciendo una anemia, y la anemia cursa con falta de apetito, con lo cual comerá menos, absorberá peor muchos elementos y se estancará la curva de peso.
Hasta los 5-6 meses de vida, si no hay las condiciones antes referida para aplicarlo, no es necesario darlo, pero a partir de esta edad el bebé empieza a necesitar mayores aportes y muchas veces la lactancia materna exclusiva no posee todo el aporte que el bebé necesita a partie de esta edad. Es por esto que se introduce la alimentación complementaria a los 6 meses, para que se pueda comer alimentos ricos en hierro como la carne, y luego ya a mas edad las legumbres.
Otros países de Europa con menos horas de sol que España prefieren asociar la Vitamina D, la cual dan casi rutinariamente al DHA.-ácido docosahexaenoico , a poder ser de algas marinas , muy beneficioso para mujeres embarazadas, o mujeres lactando y para lactantes, ya que nuestro organismo no puede sintetizar este ácido graso esencial.- El DHA intervienen en la maduración de las estructuras cerebrales, así como en la maduración del sistema inmunológico y del aparato digestivo.
El hierro se suele recomendar con un poco de zumo de naranja, ya que la Vitamina C hace que se absorba mejor en el intestino. Puede producir estreñimiento y unas heces de color NEGRUZCO, no se asuste.
OTRO SUPLEMENTO ya no tan en boga,es el aporte de Flúor, tan necesario para la Salud Dental, todas las aguas corrientes están enriquecidas, pero las cantidades varían de unas provincias o ciudades a otras, tu pediatra te dirá si es necesario que le aportes flúor segun el agua que utilices.
Foto:iStockphoto/Thinkstock