viernes, 31 de marzo de 2017

LOS PROBIOTICOS EN PEDIATRIA



Los Probióticos son microorganismos vivos que se ingieren en unas dosis adecuadas con la finalidad de obtener efectos beneficiosos para la salud (Gibson-1999), son parecidos a los que se encuentran en el intestino de las personas, y son bacterias lácticas del tipo Lactobacillus o Bifidobacterias, o incluso alguna levadura tipo Sccharomyces .
Estabilizan la flora intestinal tomada a dosis adecuadas, acortan la duración de la diarrea vírica, y también se usan para prevenir la diarrea post-antibiótico. Aumentan la absorción de minerales y vitaminas.


Si parece ser que hay una cierta influencia  entre los recién nacidos por vía vaginal y los nacidos por cesárea , teniendo estos últimos  una menor colonización de lactobacillus, bifidobacterias y otros en colon.
Haciendo un poco de historia se puede decir que ELIE METCHNIKOFF (Premio Nobel de Medicina 1908) es el padre del tratamiento de los fermentos lácticos para modificar la fermentación pútrida del intestino.- Investigó a campesinos belgas en una zona que parecían tener una duración de vida mayor que en otros, y la única explicación que encontró fue la masiva ingesta de yogur, por lo que pensó que era una cura antienvejecimiento al llevar el yogur lactobacillus extras, pero no todos llevan la misma carga de estos , llegando a decir que los más apropiados son los que llevan 1 millón de bacterias por gramo, ya que según él la ingesta debería de corresponder entre 100-1000 millones de lactobacillus por día.
Por esto mismo fue el que inspiró al pediatra de la Universidad de Kioto MINURO SHIROTA la investigación de las leches acidas, y el primero en cultivar una cepa de bacterias lácticas para la salud humana que destruirían las bacterias dañinas. Esta cepa fue llamada Lactobacillus Caseii Shirota siendo este el principal impulsor del marketing comercial de estos productos a través de todo el mundo con una bebida que incorporaba dicha cepa, esto llevó a desarrollar y producir el YAKULT o bebida de leche fermentada o primer alimento probiótico introducido al mercado en 1935. Dicho YAKULT se vende por todo el mundo como producto lácteo fermentado con 8.000 millones de Lactobacillus Caseii Shirota, que son capaces de llegar al intestino, mejorando las propiedades de la flora intestinal. Desconozco si este producto esta accesible a la compra en España.
 Luego ya fue el Kéfir, los ácidos lácticos o Probióticos conocidos en la actualidad.
Se ha hablado mucho de la importancia que tienen en la Intolerancia a Lactosa, la Dermatitis Atópica, y en las alergias a alimentos, pero no existen estudios científicamente probados que digan que deben usarse como tratamientos sistemáticos en dichos procesos. Aunque se conoce su buena acción en estos procesos,  esperemos que con el tiempo se puedan demostrar  ampliamente.
Muchos laboratorios de dietética infantil,  como la leche materna lleva una gran cantidad de Probióticos han comenzado a incorporar estos en sus leches maternizadas de forma rutinaria. Incluso Prebióticos como veremos posteriormente, o ambos.
Hace muchos años se pensaba que la leche materna extraída directamente era ESTÉRIL, pero estudios posteriores han demostrado que contienen millones de bacterias , sobre todo del tipo lactobacillus y bifidobacterias , además de estafilococos y estreptococos que intervienen en la modulación inmunológica del bebé. Es decir tenemos que tener en cuenta que aparte de ser el mejor alimento desde el punto de vista de nutrición o inmunología, es también el mejor desde el punto de vista microbiológico, resultando un perfecto alimento simbiótico (Combinación de Probióticos y Prebióticos).
Se comercializan en forma de líquido, sobres, capsulas, polvos,… pero deberemos estar al tanto de una buena dosificación, ya que si nos quedamos cortos no hacen nada y si nos pasamos tampoco hacen nada PERO dan síntomas. Están considerados como alimento dietético y las cepas de microorganismos pueden variar de unos a otros, por lo que sería bueno que consultara con su pediatra si quiere utilizarlos.
Deberán leer atentamente la ficha del producto pues la forma de conservación varía de unos a otros.
Productos recomendados:
REUTERII®GOTAS: apto para diabéticos, celiacos e intolerantes a la lactosa. Sin proteínas de la leche. –No necesita conservación en frío, esto es importante.
CASENBIOTIC® sobres y comprimidos. Apto para diabéticos, celiacos e intolerantes a la lactosa. Sin proteínas de la leche.


SYMBIORAM®: es un complemento simbiótico, es decir ,está compuesto por un equilibrio entre Prebióticos y Prebióticos, tiene un sabor neutro, se puede mezclar con cualquier liquido y no precisa conservarse en frío. Además enriquecido con Zinc y vitaminas del grupo B. Sin sacarosa,sin lactosa, y sin gluten.